17 de Agosto


Exposiciones port醫iles


La Naci贸n


Por iniciativa p煤blica o privada, la publicaci贸n de libros de arte y de cat谩logos razonados ha tomado la fuerza de una tendencia como un efectivo camino de difusi贸n, ac谩 y en el mundo entero

A comienzos de los a帽os ochenta, cuando la globalizaci贸n comenz贸 a ser moneda corriente en el mundo del arte, los artistas argentinos que sal铆an al exterior, muchos de ellos, la mayor铆a, llegaban al centro de la escena, al maisntream como llaman los especialistas, hu茅rfanos de una carta de presentaci贸n.

Eran pocos los autores que ten铆an la suerte de haber sido tema de un estudio monogr谩fico por parte de la cr铆tica, y los cat谩logos tal como los que circulan en la actualidad era una categor铆a excepcional. El panorama ha cambiado radicalmente y el giro copernicano tiene mucho que ver con la expansi贸n del mercado, fronteras adentro y fronteras afuera, y con la necesidad de hacer pie en la difusi贸n, 煤nica manera cierta de acercar la obra de un artista, cuando la exposici贸n baja de cartelera y su efecto medi谩tico tambi茅n.

Un programa editorial de libros consagrado a artistas argentinos y latinoamericanos encar贸 a帽os atr谩s el Banco Velox, bajo la supervisi贸n de Ricardo Esteves, directivo del grupo y coleccionista, que posibilit贸 el acceso a nuestra pintura por parte de un nuevo p煤blico y sobre todo de estudiantes y ni帽os a partir del programa de arte en las escuelas. El programa de Velox se discontinu贸 por la peor crisis financiera que los argentinos recuerden.

El libro como soporte de la difusi贸n y estrategia de marketing alent贸 el desarrollo de una colecci贸n consagrada a grandes maestros, como Fader, Quir贸s, Molina Campos y Quinquela Mart铆n, entre otros, bajo la direcci贸n de Ignacio Guti茅rrez Zald铆var para su sello Ediciones Zurbar谩n.

La pr贸xima entrega ser谩 un volumen dedicado a la obra de Ra煤l Alonso , artista refinado y discreto, a prop贸sito de la megamuestra, que inaugura la semana pr贸xima en el Palais de Glace. Un homenaje que el propio Guti茅rrez Zald铆var asume como una asignatura pendiente con el artista, con el amigo.

Las iniciativas aisladas se convirtieron en tendencia y hoy ya nadie duda de la necesidad de acompa帽ar una muestra con un buen cat谩logo. Quien mejor ha entendido esta pol铆tica es Jorge Glusberg que puede contar por metro los cat谩logos editados para las exposiciones organizadas en el Museo Nacional de Bellas Artes en los 煤ltimos a帽os: desde Rodin, hasta Bourdelle y Rembrandt, pasando por los premios Costantini, Banco Ciudad, el Barroco brasilero hasta grandes muestras itinerantes como fue De Picasso a Barcel贸, organizada por la Fundaci贸n Arte Viva.

Desde su creaci贸n, la Fundaci贸n Proa decidi贸 dejar constancia del paso de cada una de las muestras colgadas en las salas de la Vuelta de Rocha con cuidadas ediciones que sirven como soporte te贸rico y background intelectual de esta joven instituci贸n que ya tiene largo prestigio.

Hacia all铆 apunta tambi茅n el Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (Malba), que edit贸 un volumen excepcional de la Colecci贸n Costantini (portada de Frida Kahlo) para la apertura del museo, viene de editar un libro-cat谩logo de la muestra de Kuitca y tiene en las gateras dos publicaciones: una consagrada a la obra de Liliana Porter, argentina radicada en Nueva York, en colaboraci贸n con el Centro Cultural Recoleta, y otra del maestro de la Nueva Figuraci贸n Jorge de la Vega, eje de una gran retrospectiva por inaugurarse en noviembre.

En el Malba, Jorge L贸pez Anaya present贸 semanas atr谩s el libro de Xul Solar en el que rastrea la identidad y la imagen de este artista singular, admirado por Borges y consagrado definitivamente en la escena internacional.

De reciente aparici贸n es el volumen que Nelly Perazzo dedica a la obra de Alfredo Hlito gran pintor, exquisito intelectual, revalorizada en su justa dimensi贸n en la muestra de la Abstracci贸n en el R铆o de la Plata, organizada por Adriana Rosenberg y Marcelo Pacheco para Proa, y luego, en la retrospectiva de la sala Cronopios del Centro Cultural Recoleta.

El peque帽o formato puede ser de gran efectividad cuando la idea de dise帽o es clara y el buen gusto define la propuesta. este es el caso del libro editado por Alberto Sendroz Ediciones, que re煤ne el trabajo de este fot贸grafo atento a capturar la realidad cotidiana en po茅ticas im谩genes en blanco y negro.

El panorama no se agota con estas menciones que alcanzan para convertir el hecho aislado en una tendencia. Una cosa trae la otra. El aluvi贸n de nuevas publicaciones y la calidad de las mismas son un reflejo del renacimiento cultural que vivi贸 la Argentina en los 煤ltimos dos a帽os.

Un buen ejemplo es el magn铆fico libro de Carlos Alonso presentado en la 煤ltima edici贸n de Arte BA, resultado sobresaliente del esfuerzo conjunto de coleccionistas privados supervisados por el propio Alonso . En esta rese帽a no puede omitirse la menci贸n a la tarea desarrollada por el Fondo Nacional de las Artes, por la Fundaci贸n Espigas y por Antorchas, pioneras en la actividad editorial. En el 谩mbito de las galer铆as, un estilo propio y exquisito impuso con sus cuidadas ediciones el galerista Jorge Mara para La Ruche.