22 de Junio


Es tiempo de cosecha


La Nación


La edición 2003 de arte BA cierra hoy con récords de ventas y mucho público
Puntos rojos en todos los stands. Espacios que, a causa de las ventas, debieron cambiar una o varias veces su fisonomía. Artistas que pudieron sentir de cerca el calor de su público. Obras de grandes maestros pocas veces vistas. Precios récord.

Los organizadores de esta 12a. edición de arte BA que hoy finaliza esbozan una sonrisa cuando se les pide un balance. El desarrollo de esta Feria de Arte Contemporáneo dejó en claro que lo peor de la debacle económica y financiera ha pasado. Y eso se percibe en el clima en el que transcurrieron estos nueve días.

Dato concreto: el jueves último, a las 18 horas, se había alcanzado la cifra total de venta de obras de 2002 (800). Aunque es prematuro hablar de cifras finales, de esta información se desprende un dato de interés: aproximadamente, una sexta parte corresponde a ventas realizadas en el sector de las expresiones emergentes.

Un recorrido por los 8000 metros del Pabellón B de la Rural permite dar sin esfuerzo con expresiones de optimismo por la buena performance de esta edición. Como las de las directoras de la galería Dharma, que al viernes habían vendido cinco obras de Rómulo Macció, una de ellas ( Larsen ), por 80.000 dólares, cifra récord entre las que se pudieron conocer.

Otras galerías locales registraron un suceso de ventas, entre ellas: Del Infinito, Daniel Maman, La Ruche, Norma Duek, Aldo de Sousa (un éxito las obras de Campanella), Hoy en el Arte, Rubbers, Van Riel, Laura Haber, Sara García Uriburu y Principium, cuya presentación incluyó obras destacadas del chileno Andrés Vio y la uruguaya Rita Fischer.

Entre las galerías de arte contemporáneo algunas de las que sobresalieron fueron Ruth Benzacar, Dabbah-Torrejon, Luisa Pedrouzo y Braga Menéndez; Schuster. En el sector de las nuevas expresiones el mayor volumen de ventas estuvo concentrado en Belleza y Felicidad, Elsi del Rio y Sonoridad Amarilla. Artistas de Sonoridad fueron los encargados de intervenir el Hábitat Lumínico, uno de los espacios que causaron mayor sorpresa y aceptación.

Como siempre, arte BA fue una oportunidad de encuentro con los artistas. Este entusiasmo lo pudo comprobar en carne propia Carlos Alonso el martes, en la presentación de su libro. Su mural La inauguración , expuesto en la galería Ro Art, fue una de las piezas más comentadas (tiene una cotización cercana a los 300.000 dólares) y se habló en los pasillos de un posible comprador "institucional". La imagen de Maradona con la estética de Eduardo Pla duró poco en el stand de Arte; Antigüedades, su nuevo dueño tiene un innegable espíritu futbolero. Las galerías internacionales Ramis Barquet, Cecilia de Torres y Thomas Cohn registraron buenas ventas y otro tanto ocurrió con la uruguaya Sur, que conduce la familia Castillo.